¿Fumaron pipa en el Imperio Romano?

A continuación algo de información publicada en el siglo XIX sobre el tema, época en la cual se empezó a tratar el mismo.


ANTIGÜEDADES MENORES
¿Debemos enumerar las pipas de fumar, como las que se muestran en la imágen, entre los artículos pertenecientes a la época romana?


Algunas de ellas tienen, en efecto, un aspecto medieval; pero el hecho de que se encuentren con frecuencia en estaciones romanas, junto con cerámica y otros restos, indudablemente romanos, no debe pasarse por alto. Los ejemplares de la imágen tienen la mitad del tamaño de los originales; el mayor de ellos procede de la estación romana de Pierse Bridge; el menor, del norte de Northumberland. Algunos se han encontrado recientemente en BREMENIUM, y un número considerable apareció el verano pasado (1852) durante las excavaciones que dejaron al descubierto, por un espacio muy breve, el noble resto de la muralla del Londres romano, en las proximidades de la Torre. Se conocen en el norte de Inglaterra con el nombre de Fairy pipes. El Dr. Daniel Wilson, en su Arqueología de Escocia, habla así de ellas:
"Otra clase de reliquias encontradas en un número considerable en North Berwick, así como en otros distritos, son pequeñas pipas de tabaco, conocidas popularmente en Escocia con el nombre de pipas celtas o Elfin, y en Irlanda, donde son aún más abundantes, como pipas Danes.
No sé a qué época pertenecen estas curiosas reliquias. Los nombres populares que se les atribuyen apuntan manifiestamente a una época muy anterior a la de Sir Walter Raleigh y la Doncella Reina, o a la del autor real de "Un contragolpe al tabaco", y los objetos junto a los que han sido descubiertos también parecen llevar ocasionalmente a conclusiones similares, en cuyo caso nos veremos obligados a suponer que la hierba americana sólo se introdujo como un sustituto superior de los narcóticos más antiguos. El cáñamo puede, con toda probabilidad, haber constituido uno de ellos; todavía se utiliza en gran medida en el Este con este fin".
Harris, en su obra Wild Sports of Southern Africa, representa que los nativos se deleitan mucho fumando dacca, o cáñamo salvaje narcótico. Es una de las enfermedades de la naturaleza humana deleitarse con los estimulantes; por lo tanto, no podemos sorprendernos si un método tan simple de aplicarlos fue introducido muy pronto y de forma muy generalizada. El pequeño tamaño de la cazoleta de las pipas Fairy hace probable que se utilizara en ellas una sustancia más potente que el tabaco.

Traducido de THE ROMAN WALL AN HISTORICAL AND TOPOGRAPHICAL DESCRIPTION OF THE BARRIER OF THE LOWER ISTHMUS EXTENDING FROM THE TYNE TO THE SOLWAY. DEDUCED FROM NUMEROUS PERSONAL SURVEYS BY THE REV. JOHN COLLINGWOOD BRUCE, M.A (1853) Digitalizado por Google. Derechos: dominio público. Fuente: books.google.com


LA ANTIGÜEDAD DEL FUMAR.
La cuestión de si los antiguos conocían el hábito de fumar acaba de ser planteada en Alemania por la publicación de un dibujo contenido en el Recueil des Antiquités Suisses del Barón de Bonstetten, que representa dos objetos de arcilla que el autor declara expresamente que son pipas de fumar. Los autores de la Historia del Cantón de los Grisons ya habían hablado de estos objetos, pero los habían clasificado entre los instrumentos utilizados por los adivinos. El abate Cochet, en su obra sobre la Normandía subterránea, menciona haber encontrado artículos similares enteros o en fragmentos en la necrópolis romana cerca de Dieppe, que al principio consideró como pertenecientes al siglo XVII, o tal vez a la época de Enrique III y Enrique IV. El abate, sin embargo, cambió posteriormente su opinión al leer la obra del señor Collingwood Bruce, titulada The Roman Wall, en la que el autor se pregunta si las pipas descubiertas en Pierve Bridge, en Northumberland, y en Londres, en lugares donde se sabe que existieron estaciones romanas, pertenecían a los romanos. El Sr. Wilson, en su Arqueología de Escocia, afirma que el tabaco sólo se introdujo como un tipo superior de narcótico, y que el cáñamo ya era conocido por los antiguos como sedante. Las pipas encontradas en Escocia por el Sr. Wilson podrían haber servido para utilizar esta última sustancia. M. Woechter, en sus Monumentos Celtas de Hannover, dice que se han encontrado pipas de arcilla de seis a ocho pulgadas de longitud en las tumbas de Osnabruck, lo que demuestra que los antiguos fumaban. M. Keferstein, en su Celtic Antiquities, declara audazmente que los celtas fumaban.
Klemm, en su Historia de la Europa cristiana, afirma que los escitas y los africanos conocían el hábito de fumar plantas embriagantes mucho antes de la introducción del tabaco en Europa. Herodoto, al hablar de los escitas, no va tan lejos, pero menciona que la gente esparcía semillas de cáñamo sobre piedras al rojo vivo, e inhalaba el vapor que emanaba.
Por lo tanto, el barón de Bonstetten cree que las pipas de las que da el dibujo se utilizaban antes de la introducción del tabaco en Europa.
Newspaper paragraph.

Traducido de Chambers´s Journal of popular literatura (Conducted by  William and Robert Chambers) Nro. 139, agosto 30,1856. Original: Universidad de California. Digitalizado por Google. Derechos: dominio público. Fuente: http:// babel.hathitrust.org


"UNA PONENCIA... ACERCA DEL TABACO".
"El Dr. Bruce dijo que, cuando se publicó la circular de convocatoria de la reunión, no había ninguna ponencia en perspectiva, y que, por lo tanto, había escrito una breve, sin anticiparse a las numerosas e interesantes comunicaciones que habían llenado la reunión de forma tan agradable. Su ponencia versaba sobre el tema de las pipas de arcilla encontradas ocasionalmente en situaciones en las que sólo cabría esperar encontrar restos de una época muy anterior a la de Sir Walter Raleigh. Su atención se centró en este tema en los últimos días, gracias a una carta recibida por el Tesorero (Sr. Fenwick) de un amigo común, el Dr. Daniel Wilson, de Toronto. El doctor escribió: "¿Qué dice ahora el Dr. Bruce sobre las pipas de tabaco romanas? Dígale que tengo un cuervo que desplumar con él por eso. Me citan en sus páginas y me responsabilizan de mucho más de lo que jamás pensé, dije o quise decir. Que busque una misiva del país del tabaco". El pasaje al que se hace referencia, en su segunda edición (del Dr. Bruce) de "La muralla romana", ha sido, curiosamente, y de forma bastante vejatoria, más citado y traducido, quizás, que cualquier otro. En ella se preguntaba si las pipas para fumar debían contarse entre los restos romanos, ya que dichas pipas (algunas de tamaño normal, otras de dimensiones pequeñas, con tamaños intermedios) se habían encontrado en estaciones romanas, en estrecha asociación con restos de indudable origen romano. El Dr. Wilson fue citado sobre el tema, donde, en su Arqueología de Escocia, habla de pipas "celtas", "Elfin" o "danesas", encontradas ocasionalmente en circunstancias que hacen suponer que el tabaco sólo fue introducido como un sustituto superior de los narcóticos más antiguos. El Dr. Bruce produjo varios especímenes: uno, una cazoleta diminuta, excavada a tres metros de profundidad, en 1854, en la parte trasera de las Salas de Asamblea de Newcastle, donde, cuando se estaba construyendo una alcantarilla bajo la Casa de la Vicaría, él estaba buscando restos de la muralla romana. En el Museo de Amberes, estas pipas se exponen como antigüedades romanas; y algunos se encontraron cerca de los cimientos de la muralla del Londres romano, cuando se puso al descubierto en 1853. Sin embargo, a la pregunta transatlántica del Dr. Wilson: "¿Qué dice él de las pipas de tabaco romanas ahora? tuvo que responder que temía que fueran medievales y, además, de fecha tardía. Explicó brevemente los motivos de esta conclusión:
Sin embargo, a la pregunta transatlántica del Dr. Wilson: "¿Qué dice ahora de las pipas de tabaco romanas?

1. 1. Sólo se encontraban, aquí y allá, en relación con los restos romanos; mientras que en cada estación romana se encontraban invariablemente todos los tipos de cerámica utilizados por los romanos

2. 2. Los autores clásicos no presentan ningún rastro de la práctica de fumar.

3. 3. En los herbarios antiguos no se menciona ningún vegetal utilizado para fumar en pipa.

4. 4. Las pipas antiguas, colocadas juntas, mostraban una gradación regular de tamaño, desde la cazoleta de pipa de hada hasta la pipa de hoy en día.

5. Hace unos años se encontraron pipas Elfin en Hoylake, en Cheshire, en el lugar donde acamparon las tropas de Guillermo III antes de embarcarse hacia Irlanda; en el campo de batalla de Boyne, en Dundalk, y en otras partes de Irlanda donde se acuartelaron las tropas de Guillermo. Con respecto", dijo uno de sus revisores (el Dr. Bruce), "a las pequeñas cazoletas de pipa de tabaco, podemos observar que su tamaño comparativamente diminuto puede explicarse por el hecho de que, en la época de la reina Isabel, el tabaco se vendía a cinco guineas la onza, y que, en tiempos posteriores, aquellos que se permitían el costoso lujo de fumar tabaco, acostumbraban, al comprarlo, a arrojar piezas de cinco chelines en el platillo opuesto ". Él (el Dr. Bruce) temía, entonces, que las pipas de Elfin -las pipas de las hadas- las pipas de los daneses- debían ser colocadas en la misma categoría con -¡El muro de Severus!

"Al concluir la ponencia, el Sr. E. Spoor declaró que había visto aparecer, en operaciones de construcción, cientos de pipas juntas, más pequeñas que cualquiera de las de la mesa, cerca de las murallas de la ciudad de Newcastle."
De esto se desprende que el erudito autor de "LA PARED ROMANA" (The roman Wall), ya no concede a su legionario mural el lujo de una pipa; y la defensa de esta venerable institución clásica debe ser resignada a los arqueólogos más caballerosos del Continente, y especialmente a los anticuarios de Amberes, donde las pipas de tabaco de Elfin aún se exhiben como reliquias romanas; y entre los cuales, confiamos, aún sobrevive algún descendiente colateral del venerable y loable Aldobrand Oldenbuck, el feliz progenitor del Terrateniente de Monkbarns.

Traducido de The Canadian Journal Nro. 10, Julio 1857. NARCOTIC USAGES AND SUPERSTITIONS OF THE OLD AND NEW WORLD BY DANIEL WILSON. Original: Bibliotheca Regia Monacensis. Digitalizado por Google. Derechos: dominio público. Fuente: books.google.com

También hemos notado que estos mineros primitivos usaban madera de pino silvestre, o madera muy resinosa, en lugar de lámpara, pero este modo de iluminación solo podía usarse en galerías bien ventiladas, es decir donde hubiera suficiente aire para permitir la ignición de esta madera de coníferas y dejar disipar el humo negro que produce. También otras galerías muestran pequeños nichos excavados en las arcillas compactadas para colocar una lámpara que pueda arder con menos aire y humo. Los trabajadores de la época sabían cómo utilizar una pipa.

En uno de estos nichos encontramos una de estas pequeñísimas pipas de hierro con la forma de las llamadas pipas de yeso, pero con un caño más corto que se alargaba con un yugo o trozo de madera perforado. Ya hemos informado del descubrimiento de pipas similares en Suiza, tanto en Avenches y en otros lugares, como en varias localidades del Jura, que se encontraron con objetos galo o helvético-romanos, sin ningún rastro de épocas más recientes.
Este hallazgo de una pipa similar en una mina, sin duda anterior al uso del tabaco en nuestras regiones, es una nueva prueba del uso de fumar en la antigüedad, no del tabaco, sino de varias plantas proporcionadas por el país. La citada pipa se cerraba con una tapa abatible, como una de las que tenemos procedente de un puesto militar galo-romano.
Sólo que esta última ya no se puede abrir, la bisagra ya no es móvil, mientras que la pipa encontrada en la mina muy seca se conservó perfectamente y se le dio un nuevo uso por parte de un obrero que simplemente cambió el extremo del caño polvoriento, y llenó el hornillo con tabaco en lugar de tomillo o tomillo silvestre.

Traducido de Minieres primitives du Jura Bernois por A. Quiquerez publicado en ANZEIGER FÜR SCHWEIZERISCHE GESCHICHTE UND ALTERTHUMSKUNDE. ZWEITER BAND. INDICATEUR D´HISTOIRE ET D´ANTIQUITES SUISSES. SECOND VOLUME. 1872-1875, ZÜRICH. 1875. Original: University of California. Digitalizado por Google. Derechos: dominio público. Fuente: https://babel.hathitrust.org

Durante la Edad Media, el uso de la pipa no se perdió del todo. He aquí dos pruebas materiales: Un modillón de la iglesia de Huberville (Manche) en Francia, atribuido en el siglo XI por M. de Caumont, muestra una cabeza muy tosca, sosteniendo en su boca una gran pipa casi sin caño. En Irlanda, un rey de Thomond, Donoghi O'Brien, fue enterrado en 1267 en la abadía de Corcumare. El escultor lo representa tumbado en su tumba con una pipa corta en la boca.
¿Qué debemos concluir de esta pequeña investigación? ¿Que los romanos fumaban? Obviamente no. Sus redactores no habrían dejado de informarnos sobre este uso. Por otro lado, según la zona de dispersión de los hallazgos, la cosa parece muy probable para los celtas. Esta es la mejor explicación para el hecho de que las pipas se encuentren en los túmulos o en los cementerios galorromanos. ¿Qué han fumado? Cáñamo, creo. Tal vez se colocó una tea encendida sobre las semillas, como todavía se hace en Oriente. De ahí, en nuestro país, el predominio de las pipas de hierro, menos afectadas por la combustión de carbones incandescentes.
Dado que los celtas ocuparon muchos otros países, Alemania hasta el Elba, el norte de Italia, Austria y Hungría, e incluso algunos territorios periféricos, como Galacia en Asia Menor, sería interesante saber si también se encontraron allí pequeñas pipas de hierro. Todavía no disponemos de información precisa sobre este tema.
A. DE MOLIN
Traducido de Les pipes antiques de A. DE MOLIN publicado en el Bulletin Nro. I Association Pro Aventico, Laussane, Impresor Georges Bridel (1887). Original: Universidad de California. Digitalizado por Google. Derechos: dominio público. Fuente: books.google.com

Jérôme Carcopino en su artículo L'existence de la pipe et l'usage de fumer chez les Romains publicado en el Bulletin de la Société Nationale des Antiquaires de France (1964-1965) se refiere a un artículo de Fernand Benoit publicado en la Revue archéologique de l´Est (1962) que menciona el hallazgo de una lámpara romana del siglo I d.C decorada con la representación de un hombre desnudo que sostiene en la boca lo que parece ser una larga pipa.
El siguiente enlace permite acceder al artículo completo de Jérôme Carcopino:
https://www.persee.fr/doc/bsnaf_0081-1181_1965_num_1964_1_7140

Desde mediados del siglo XIX se ha mencionado el tema en numerosos artículos; si fumaron pipa durante el imperio romano, llama la atención que no se exhiban pipas antiguas romanas en los museos de Italia.

¡Muy buenas pipafumadas!
Jorge