Pipas Mapuche y Pipas Sioux. El Tabaco.
En base a la Presentación del libro "La pipa sagrada",
de Hehaka Sapa (Alce Negro), realizada por el mapuche Aukana
w

Los ritos sioux y los rituales mapuches tienen muchos elementos en común, especialmente en el uso de la pipa sagrada. El uso de artefactos para fumar no se extiende en forma homogénea a lo largo del continente americano, sino que sólo existe en determinados nichos o "islas" culturales, siendo la mayoría de los pueblos usuarios de cigarros, atados o tubos para fumar. El uso de la pipa sería en cambio mucho más restringido. Dos de estas "islas" serían las llanuras norteamericanas y el territorio mapuche, existiendo un gigantesco hiato que abarcaría desde la región incaica hasta Centroamérica. Es curiosa la concordancia tipológica entre las pipas mapuche (kütra) y las pipas sioux.

Las pipas con cánula o cañón de madera son muy posteriores a las que carecen de ella. Las pipas sioux (chan'non pa) son de tipo moderno, en cambio las pipas sagradas mapuche son de tipo antiguo. Si quiere encontrar más semejanzas peculiares observe los tipi sioux y las ruka de cuero mapuche-pewenche, la katan ruka.

A estos elementos debemos sumar otro elemento bastante notorio: el tabaco. La Nicotiana tabacum L. no es una planta silvestre, sino que es una especie cultígena e híbrida que proviene de la Nicotiana tomentosum, planta silvestre de las yungas de Perú y Bolivia, y de la Nicotiana silvestris, que crece en Salta, Argentina. La hibridización de ellas ocurrió en el antiguo territorio de los atacameños (Likan-antai).

Otro cultígeno, la Nicotiana rustica, es un híbrido de dos especies silvestres que se encuentran en el Perú y en Chile. Por consiguiente proviene también de los Likan-antai. Y precisamente éste era el tabaco que fumaron los nativos americanos desde Quebec hasta Chiloé, evidencia que muestran los estudios de genética celular.

La palabra para designar al tabaco es similar en varias partes de América: p'trem en mapuche, petí en guaraní, petum en algunas partes de Brasil, por ejemplo. De aquí deriva el verbo pitar, por "fumar", vulgarizado en América, y de allí el "pitillo" español.

Giancarlo Albano
9/11/06