ORIGEN DEL NOMBRE TABACO Y OTROS NOMBRES
QUE DIERON LOS INDIGENAS AL MISMO

Orígen del nombre Tabaco.

La forma en que el tabaco adquirió su nombre ha sido objeto de informes conflictivos por parte de los primeros historiadores. Benzoni dice: "El nombre de tabaco se lo dieron los españoles desde la isla del mismo nombre". (Benzoni Girolamo 1857, mencionado por McGuire J.D. 1899)
Una pequeña isla, una de las Indias Occidentales, debido a su parecido con la pipa india en forma de Y, que se encuentra en uso entre los caribes, fue nombrada por Colón, "Tabago", lo que probablemente dio a Benzoni la idea de que esta isla fue nombrada por la hierba. El hecho parece ser que la palabra "Tabago" fue entendida por Colón como la hierba que más tarde se descubrió que era el nombre caribe para el tubo o inhalador en forma de Y.
Se cree generalmente que la palabra "tabaco" se refiere al tubo que Colón encontró en uso por los nativos de las Indias Occidentales para fumar, ya sea que el humo sea inhalado o exhalado. Este tubo y la forma de su uso son mencionados por Ernst y descritos por Oviedo, como un pequeño tubo de madera hueco en forma de Y, cuyas dos "puntas se introducían en la nariz del fumador, y el otro extremo se mantenía en el humo del tabaco que se fumaba y así se inhalaban los vapores.
Este aparato los nativos lo llamaban tabaco, pero hay que decir que las pipas de fumar de las tribus americanas continentales eran totalmente diferentes del tabaco imperfecto de los caribes. (Oviedo, 1855, mencionado por McGuire J.D. 1889)
Sin duda, el tabaco se quemaba en un recipiente del que se aspiraba el humo "a través de un tubo de dos puntas".
Ernst dice que el nombre de un inhalador en forma de Y sigue siendo utilizado por varias tribus sudamericanas para la absorción de ciertos polvos (niopo, parica) y que no se aplicaba a la hierba fumada". (Ernst A. 1899).

Imágen de Pipes and smoking customs of the American aborígenes based  on material in the U.S National Museum de Joseph D. McGuire (1899)

  

Otros nombres que dieron los indígenas al tabaco.

Como el tabaco era utilizado en gran parte del continente americano por los aborígenes, que hablaban diferentes lenguas y con muchos dialectos, es natural que la hierba fuera conocida por una multitud de nombres.
El primer relato sobre el tabaco que llegó a oídos de los ingleses fue el de Hariot en "The Briefe and True Account of the New Found Land of Virginia", publicado en 1588, en el que dice: "Hay una hierba que se siembra aparte, y que los habitantes llaman uppowoc. En las Indias Occidentales tiene diversos nombres según los distintos lugares y países donde crece y se utiliza. Los españoles lo llaman tabaco".
La palabra "tabaco" es de origen americano y, como ya se ha dicho, fue empleada por los nativos de las Indias Occidentales y México para designar el instrumento en forma de Y que utilizaban para fumar, y no la hierba que fumaban. El error hizo que todos los pueblos del mundo utilizaran el nombre de tabaco, con ligeras variaciones, para designar la hierba. Los indios de América del Norte y del Sur tienen nombres para la planta, y algunas de las tribus del norte utilizan dos palabras para nombrar ciertas variedades de Nicotiana.
Las ramas de las diversas tribus, de cualquier tamaño considerable, tienen diferentes dialectos, sin embargo, en las primeras narraciones francesas de Canadá, la palabra petun se utiliza casi invariablemente. "Este término es de origen tupí y todavía se encuentra entre los dialectos de esa lengua en Brasil bajo las formas pety, petim, petun, petin, pitima, petume, petemma, etc., mientras que la palabra 'tabaco' parece ser rastreable a la palabra caribe taue, tawe, touica, tamoui, etc., y la Chibcha dua, duva, dawa, etc., siendo las diferencias meramente dialécticas". (McGuire J.D, 1910)
Los mayas de Yucatán llaman al tabaco mai y kuts. En México llaman a la planta yetl: en algunas partes yoli, y en otras piecelt. Los caribeños lo llaman cohiba. En la región de los Grandes Lagos de América del Norte y en muchas millas hacia el oeste, se le llama kinnikinnick, nombre que se aplica también a las mezclas y sustitutos utilizados por los indios para fumar.
Oviedo, que visitó América y publicó una "Historia Natural de las Indias", impresa en Toledo, en 1826, es probablemente el primer escritor sobre América que utiliza la palabra "tabaco".
"La principal fuente de información sobre él (Colón) fue durante muchos años la gran colección de documentos de Navarete, publicada en Madrid entre 1825 y 1837. Esta ha sido en cierta medida complementada por una obra monumental publicada por el Gobierno italiano, Scritti di Colombo (Roma 1892). La versión inglesa estándar de las Cartas es la traducción de Major en los volúmenes de la Sociedad Hakluyt de 1848 y 1870, complementada por la traducción de Markham en The Journal en 1843". (New International Encyclopedia, 1905)

Traducido del libro Tobacco, pipes and smoking customs of the American Indians de George A. West
Publicado en el BULLETIN OF THE PUBLIC MUSEUM OF THE CITY OF MILWAUKEE Vol. XVII, Junio 11 de 1934. Original: Universidad de Michigan. Digitalizado por Google. Derechos: dominio público. Fuente: babel.hathitrust.org

¡Muy buenas pipafumadas!
Jorge