COMO AJUSTAR UNA BOQUILLA FLOJA

Trataré de brindar algunas soluciones para el problema de las boquillas flojas que no ajustan en la caña de la pipa.
Para empezar un consejo, no sacar la boquilla de la caña estando la pipa caliente, siempre se debe dejar enfriar la pipa para efectuar el retiro de la misma. Sacar la boquilla girándola lentamente en el sentido de las agujas del reloj y para volver a colocarla hacerlo de la misma forma.
Hay unas cuantas maneras de solucionar el problema de una boquilla que no ajusta bien dentro de la caña.

Cera vírgen de abejas.
Usar cera virgen de abejas, la misma se compra en comercios dedicados a la apicultura.
Se toma un pedazo de la cera (la misma cuando es vírgen se encuentra en estado sólido), acercar una punta del pequeño bloque de cera a una fuente de calor moderada como por ejemplo un encendedor, inmediatamente que notamos que comienza cambiar el color y a derretir, retirarla inmediatamente y aplicarla sobre la espiga de la boquilla tratando de que la cubra totalmente, dejar enfriar y colocar dentro de la caña.
No dura mucho esta solución y periodicamente hay que volver a realizarla, pero tiene a favor que jamás correremos el riesgo de que se nos dañe la caña de la pipa.

Barniz.
Usar barniz, con un pincel pequeño pintar la espiga para que al secar quede una película delgada del producto. Esta solución es más durable que la cera virgen pero el producto tarda bastante en secarse , se debe dejar por lo menos seis horas para que seque sino se corre el riesgo de que se adhieran fuertemente la boquilla y la caña.

Esmalte para uñas.
Otra solución es el esmalte para uñas. Dar algunas pinceladas, dejar secar y probar; si es necesario volver a repetir la operación anterior. Seca en pocos minutos, no suele durar mucho tiempo.

Cinta de teflón.
Usar teflón (cinta para roscas que usan los plomeros), se debe aplicar con muchísimo cuidado ya que el remedio puede ser peor que la enfermedad y rajarse la caña. Periodicamente hay que volver a realizar esta operación por lo que aumentan las posibilidades de poner más teflón que el necesario y rajarse la caña. De en principio no más de dos vueltas a la espiga con esta cinta.


Calentar la espiga.
Esta otra solución a la que me voy a referir es más permanente. Calentar con un encendedor la punta de la espiga sin esperar mucho para que no se empiece a derretir o se queme, apagar el encendedor e inmediatamente pasar por una superficie plana y fría la espiga para deformarla un poco. Esperar que se enfrie y luego insertarla.
Otra forma es una variación del método anteriormente descripto y consiste en calentar la espiga como se describió antes y luego insertar lentamente y con cuidado un clavo de diámetro un poco más grande que el orificio de la espiga y tratar de agrandarla de esa forma. Es también un método más permanente que los primeramente descriptos.

"La gotita"
Se puede usar "la gotita" de Poxipol o un cemento de metacrilato similar, una gota alcanza, tratando de esparcirla por la superficie de la espiga y cuidando de no tocar el producto con la mano. Se deberá de tener el cuidado de insertar muy lentamente la boquilla tratada con este producto ya que podría llegar a dañar la caña en caso de haberse usado más cantidad del producto que el necesario, en este caso lijar antes de insertar firmemente la espiga.


Muy buenos humos para todos.
Juan Patricio