El gran abrazador
por Giancarlo Albano

El coronilla es un árbol que crece en el monte, y es de los que más dura en crecer. Su tronco nunca es recto, es siempre irregular aunque compacto. Es el rey del monte, que se ergue imponente sobre todos los demás. Puede alcanzar tres, hasta cuatro metros de altura.
El coronilla es el único árbol en nuestro territorio que crece entre las rocas. Los monteadores, cuando talan, no cortan esta clase de árbol. Lo dejan para cuando se necesita un tronco destinado a un poste de alambrado; su madera es la más codiciada. El tronco del coronilla, convertido en poste, es el encargado de mantener kilómetros de alambre durante años, soportando las más duras condiciones climáticas. El coronilla es
el gran Abrazador del monte, que se funde entre las rocas y el agua, entre las hojas y el pasto, entre el Cielo y la Tierra.

Un abrazo es un símbolo que, a la misma vez, produce un encuentro y una despedida. El abrazo es parte de la armonía, mantiene y proyecta la energía del momento.
El abrazo es el círculo universal: como el viento abraza al agua, el agua abraza a las piedras… El abrazo está continuamente presente en toda manifestación de vida, es la unión de dos energías comunicándose, donde los cuerpos son tan sólo la parte visible del espectáculo.

El coronilla es un abrazo. Es el nexo entre el Padre Sol y la Madre Tierra. Emerge desde la oscuridad, desde lo más duro de la tierra, haciéndose paso entre los rudos terrones para poder ver la luz. Brota despacito, tímidamente, y al encontrarse por primera vez con su padre, brilla. Luego crece, de a poco, hasta alcanzar la sabiduría y la tenacidad de un rey, elevando sus ramas como brazos loando al Cielo. Como es arriba es abajo. Su rama termina en punta, y también su raíz termina en punta. Al igual que el coronilla abraza el Cielo, bajo el suelo se expande enorme, como en la superficie, venerando a la Tierra. Su tronco es la unión entre los dos mundos, y crece juguetón, irregular como las nubes, inventándose a cada momento.


El coronilla (scutia buxifolia) es el árbol cuya madera es la más utilizada por el artesano uruguayo Pedro Ferrizzo para la creación de sus pipas. La madera para las mismas es extraída de debajo de los ríos en las épocas de seca.

Para visitar el sitio web de Pipas
Fe de Pedro Ferrizzo: http://laspipas.fateback.com