PIPA Y TANGO

Los cantantes de tango Carlos Gardel y Julio Sosa; y también Horacio Ferrer autor de letras de famosos tangos eran pipafumadores.

Horacio Ferrer

Desde sus primeros tangos a comienzo de los ´50 se notó en su temática un estilo un tanto surrealista que se confirmaría en sus grandes obras posteriores. Tuvo un programa de radio en Montevideo, "Selección de Tangos" en el que defendía las tendencias de vanguardia del tango que tenían cierta resistencia en los cultores del género de la época.
En 1954 con "El Club de la Guardia Nueva" organiza conciertos con Aníbal Troilo, Horacio Salgán y el vanguardista Octeto Buenos Aires de Astor Piazzolla. Conoció a éste en 1955, cuando Astor regresó de Francia.
Publicó la revista "Tangueando", estudió bandoneón y integró una orquesta pequeña, en 1959 publicó su primer libro:"El tango, su historia y evolución"; continúa durante años con sus programas radiales y en 1967 por la radio oficial se emite un ciclo sobre la evolución del tango. Posteriormente en Buenos Aires será conductor de programas del género en radio y también en televisión. Abandonó sus estudios de arquitectura y trabajó en el diario uruguayo El Día. Escribe para Anibal Troilo el tango "La ultima grela" con el cual comienza su gran carrera como reconocido y admirado letrista. Graba los poemas de su "Romancero canyengue" en Argentina, entonces Piazzolla lo invita a escribir juntos, lo que se prologará hasta 1973. Ejemplos son la operita "María de Buenos Aires" de 1968 estrenada en esa ciudad, con Ferrer en el papel de El Duende. Comienzan a editarse sus discos, con los primeros tangos del binomio, como el famoso "Chiquilín de Bachín" y "Juanito Laguna ayuda a su madre".-
En 1969 dentro de una serie de tangos denominados baladas, "Balada para un loco" constituirá un impresionante éxito.
Siguen los éxitos con "Canción de las venusinas", "La bicicleta blanca" y "Fábula para Gardel" que estrenado en el
Luna Park en Buenos Aires acompañado por la orquesta de Piazzolla y ocho bandoneones será recordado como un espectáculo excepcional. Ferrer colaboró como escritor con los más importantes artistas del género; además de sus celebradas "Balada para mi muerte", "El Gordo triste" y "El hombrecito blanco", es autor de "El Libro del Tango, Arte Popular de Buenos Aires", con una primera edición en 1970. La edición de 1980 de tres tomos tiene más de dos mil páginas y es referencia obligada para los estudiosos del género.

Balada para un loco (fragmento)

Las tardecitas de Buenos Aires, tienen ese qué sé yo,¿Viste?
Salgo de casa, por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en mí. . .
Cuando, de repente, de atrás de ese árbol, se aparece él.
Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizón en el viaje
a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas
en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies y una banderita de
taxi libre levantada en cada mano. ¡Ja, Ja! Parece que sólo yo lo
veo. Porque él pasa entre la gente, y los maniquíes le guiñan; los
semáforos le dan tres luces celestes y las naranjas del frutero de la
esquina le tiran azahares . . .

Julio Sosa

El gran cantor uruguayo al que llamaron "El varón del tango".
( 2 de febrero de 1926 26 de noviembre de 1964 )
Con el nombre de Julio María Sosa Venturini, nació en la localidad de Las Piedras, departamento de Canelones, su padre era peón rural y Ana María Venturini, su madre, lavandera. Al terminar la escuela primaria, la pobreza lo llevó inmendiatamente al trabajo, y lo hizo desde niño en muchas ocupaciones: vendedor de bizcochos, podador de árboles, lavador de vagones, repartidor de farmacia, marinero de segunda en la Armada. Se casa los dieciseis años y se separa dos años después. Comienza como vocalista de una orquesta de la ciudad de La Paz, pronto se traslada a Montevideo para cantar con las mejores orquestas del momento, corría el año 1948 y grababa su primer disco. En junio del siguiente año viaja a Buenos Aires y es el comienzo de un éxito constante que lo acompañará hasta su prematura muerte en 1964 en su automovil en esa misma ciudad que amaba y que lo aclamó permanentemente y lo llevó a ser considerado entre los mejores cantantes de la historia del tango, para muchos fue el heredero del gran Carlos Gardel.
Queda una gran cantidad de grabaciones que nos siguen deleitando (un séptimo Larga Duración inconcluso), una película: "Buenas Noches, Buenos Aires" (la primera película musical en color del cine argentino) y un libro de poemas: "Dos horas antes del alba"

______________________________________

Carlos Gardel y la pipa

Rafael Flores en su artículo "Desde que se fue triste vivo yo", dice: "imaginaba un día retirarse con la caña de pescar y la pipa pero junto a una muchacha como su amiga de entonces".

Este comentario del libro de Flores pareciera indicar que el Zorzal Criollo poseía por lo menos una pipa, ya que se menciona "la" pipa y no "una" pipa.

Y en otros libros:
"Sus vicios eran la pipa o el toscano y el café" del libro "Carlos Gardel: la verdad de una vida" de Armando Delfino.

"Gardel fumaba poco, pero saboreaba el tabaco: pipa, habanos, toscanos o cigarrillos negros o rubios indistintamente...
(Isabel del Valle(*) , Clarín del 23/8/1984)" del libro "Gardel: la biografía" de Julian Barsky y Osvaldo Barsky.
(*) Isabel del Valle fue novia del cantante.


En la edición especial de la revista Gente (de 1977) titulada "Carlitos Gardel, como nunca se vio" se publicó una foto en la que aparece con una pipa en la boca junto a Irineo Leguizamo. Pero se menciona que el cantante no fumaba pipa sino cigarrillos.

______________________________________

No aparece mucho la pipa en las letras de los tangos, en el tango "Toque de oración" escrito por el poeta uruguayo Yamandú Rodriguez se la menciona brevemente:

Don Batistín en camiseta
fuma la pipa y detrás de él
cambian guiñadas su pebeta
con un alferez del cuartel...

 


Y en lo que respecta al tabaco, hay algunas menciones al mismo en las letras de los tangos, como se ve en los siguientes:
Adiós Nonino
Música: Astor Piazzolla
Letra: Eladia Blázquez
Adiós "Nonino".. que largo sin vos,
será el camino.
¡Dolor, tristeza, la mesa y el pan...!
Y mi adiós.. ¡Ay! Mi adiós,
a tu amor, tu tabaco, tu vino.
¿Quién..? Sin piedad, me robó la mitad,
al llevarte "Nonino"...
Con pan y cebolla
Tango
Música: Atilio Stampone
Letra: Homero Expósito
Por las cosas que tiene París
la sacaba a lucir en Montmartre,
y además le compraba pinturas,
tabaco, ternuras, poemas y pan.
Él, un negro "colifa", de hollín,
y ella un trompo que hacía Pigall.
Cafetín
Música: Argentino Galván
Letra: Homero Expósito
Allí florece el vino,
la aldea del recuerdo
y el humo del tabaco.
Por los viejos cafetines
siempre rondan los recuerdos
Mama yo quiero un novio
Música: Ramón Collazo
Letra: Roberto Fontaina
Mama, yo quiero un novio
que sea milonguero, guapo y compadrón,
que no se ponga gomina
ni fume tabaco inglés,
que pa' hablar con una mina
sepa el chamuyo al revés.
Mariana
Música: Ricardo Malerba / Francisco Casó
Letra: Homero Manzi
Mariana largó el suburbio
y dicen que anda por ahi
fumando tabaco rubio
y bailando sin parar.
Niño bien
Música: Juan Antonio Collazo
Letra: Víctor Soliño / Roberto Fontaina
Vos te creés que porque hablás de ti,
fumás tabaco inglés
paseás por Sarandí,
y te cortás las patillas a lo Rodolfo
sos un fifí.
Tabaco
Música: Armando Pontier
Letra: José María Contursi
Y mientras fumo forma el humo tu figura
y en el aroma del tabaco tu fragancia
me conversa de distancias,
de tu olvido y mi locura...
Balada para mi muerte
Música: Astor Piazzolla
Letra: Horacio Ferrer
Moriré en Buenos Aires, será de madrugada,
guardaré mansamente las cosas de vivir,
mi pequeña poesía de adioses y de balas,
mi tabaco, mi tango, mi puñado de esplín.

Y por supuesto en el tango Fumando espero (de Masanas y Garzó):
Fumar es un placer, genial, sensual...
Fumando espero a la que tanto quiero.

Fuentes de consulta: www.abctango.com - www.todotango.com - www.chelotango.8m.com
www.esto.es/tango/personajes/grangardel.htm


Buenos humos para todos.-

Juan Patricio